Detrás de un corte de pelo hay un cambio de vida

 

1

 

Si tomamos como ejemplo a Elsa Pataky vemos que a cada momento vital le precede un nuevo ‘look’ en su pelo. El último, con capas lisas y largas, más rubio y un flequillo rebelde, coincide con la promoción de su libro ‘Desafío Max’, donde la actriz ofrece pautas de entrenamiento físico, y con una nueva etapa familiar después de los persistentes rumores de crisis de pareja.

Lo dijo Coco Chanel: “Una mujer que se corta el pelo está a punto de cambiar su vida”. Y las peluquerías se llenan cada día de mujeres que buscan transformar su imagen y levantar el ánimo a golpe de tijeretazo. ¿Es la mejor idea? Montse Guals, asesora de imagen y codirectora de Quémepongo, ve algo arriesgado tratar de aliviar un mal día en el salón de belleza. “Una decisión impulsiva nos puede llevar a una catástrofe estética. Un corte equivocado, en lugar de mejorar nuestra cara, la puede envejecer y afear o endurecer nuestras facciones”.

Guals recuerda que el pelo es el marco de nuestro rostro y es importante llevarlo siempre limpio y bien cuidado, no solo en momentos de bajón emocional. “Antes de tomar una decisión sobre nuestro peinado, debemos saber que cada mujer es única y, puesto que el pelo convive con nosotras, tendremos que lograr estar en armonía y encajarlo en nuestra personalidad, sabiéndolo adaptar a la situación en la que nos encontramos”.

Audrey Hepburn nos dio una espléndida lección en ‘Vacaciones en Roma’. Su personaje, la princesa Anna, consigue su verdadera transformación cuando, paseando por las calles de Roma, con los puños de la camisa desabrochados, compra unas sandalias de cuero en un mercadillo callejero y para en una peluquería. Cambia su larga melena por un pelo corto. Se siente feliz. El peinado fue portada de la revista ‘Time’ en 1953 y supuso el nacimiento de un icono de estilo.

En los ciclos vitales más caóticos, los peluqueros acaban convirtiéndose en los mejores terapeutas. Marianne LaFrance, profesora de Psicología en la Universidad de Yale, observó cómo se sienten las personas en uno de esos días de ‘mal pelo’ y el resultado no pudo ser más desastroso: inseguridades, autocríticas, bajo rendimiento laboral y malas decisiones. Las marcas de cosmética capilar arrojan también datos curiosos. A dos tercios de las mujeres les hunde el ánimo un pelo apagado y sin movimiento. Y el 20% organiza su agenda en función del estado de su melena. Un estudio realizado por Pantene Pro-V con 4.000 mujeres europeas concluyó que, tanto para hombres como para mujeres, el cabello influye directamente en el carácter y el estado anímico. Lo consideran incluso decisivo en el éxito profesional, personal y sentimental. Las encuestadas valoraron como muy importante que el pelo femenino esté sano, lleno de plenitud, movimiento y frescura.

Las tijeras no cortan los problemas, pero sí pueden satisfacer esa necesidad de verse bien y elevar la autoestima. Un buen corte puede devolver sensualidad, belleza y juventud. Guals nos ofrece trucos infalibles para acertar con ese cambio de cabello que realce nuestros rasgos más bellos.

  • Puedes seguir tendencias, pero sin obsesionarte y sabiendo tus debilidades. El corte se debe acomodar al rostro y también a las necesidades cotidianas. El ‘efecto flash’ de la peluquería resulta terapéutico, pero hay que pensar en el día después. ¿Lo sabré peinar? ¿Lo podré mantener? Las mujeres jóvenes, sin un estilo aún demasiado femenino, suelen ser las primeras en cometer este tipo de errores.
  • ¿Imitar? ¡Nunca! Elsa Pataky, igual que las demás ‘celebrities’, tienen su propio estilista. No a todas nos favorecen los mismos estilos, ni tampoco pueden adaptarse de la misma manera a todos los rostros, estilos o siluetas.
  • Hazte un recogido para salir del paso. Si tienes el rostro ovalado, cualquier peinado es favorecedor, pero mejor si deja la cara despejada. Para un rostro cuadrado, la mejor apuesta es un recogido alto, evitando el volumen en los laterales. Para rostro redondo, un moño o una cola de caballo, con un mechón sobre la frente a modo de flequillo. Y si el rostro es alargado, la melena ondulada y medio recogida.
  • Hidrátalo. Un pelo hidratado con el uso habitual de crema acondicionadora y mascarilla te dará una imagen saludable y llena de vitalidad. Una alimentación sana te aportará ese plus de vitalidad y energía que necesitas, tanto para el alma como para el cuerpo.
  • Jugar con la imagen denota entusiasmo vital. Hay que vencer el miedo a las tijeras y al color. Quienes más saben de ello son las mujeres mayores de 50 años que apuestan por un ‘look’ más atrevido y fresco.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s